Curiosidades Inspiración

Workcenter

5 min

Mitos sobre el papel

Existen varios mitos relacionados con el papel, algunos de los cuales han persistido a lo largo del tiempo.

Aquí tienes algunos mitos comunes sobre el papel:

1. Mito: «Reciclar papel no ayuda mucho»:

Realidad: El reciclaje de papel es una práctica valiosa que contribuye significativamente a la reducción de la tala de árboles, el ahorro de energía y la conservación de recursos. Reciclar papel ayuda a minimizar la huella ambiental.

2. Mito: «La industria papelera siempre implica la tala masiva de bosques»:

Realidad: Muchas empresas papeleras adoptan prácticas sostenibles y gestionan bosques de manera responsable, plantando árboles para reemplazar los que se han cortado. Buscar papel certificado por organizaciones como el Forest Stewardship Council (FSC) garantiza prácticas sostenibles. Además no se utiliza madera noble, de especies exóticas de los bosques tropicales ni de robles, hayas o encinas, sino madera de especies de crecimiento rápido que se cultivan con esta finalidad en plantaciones forestales locales, como podrían ser el eucalipto o el pino.

3. Mito: «El papel reciclado es de menor calidad»:

Realidad: El papel reciclado moderno es de alta calidad y puede ser igual de funcional que el papel no reciclado. Las tecnologías de reciclaje han mejorado, y muchos productos de papel reciclado cumplen con los estándares de rendimiento.

4. Mito: «El papel es una causa principal de deforestación»:

Realidad: Si bien la deforestación es un problema grave en algunas regiones, no toda la producción de papel contribuye a ella. Muchas empresas de papel participan en programas de gestión forestal sostenible para garantizar prácticas responsables.

La pérdida de bosques en el mundo ha pasado de 7,8 millones de hectáreas anuales en 1990 a los 4,7 en 2020. Las mayores áreas forestales de Europa son Rusia, Suecia, Finlandia y España, donde los bosques han pasado de ocupar 13,9 millones de hectáreas a 18,6 en este período. Aun así, solo el 10 % de europeos cree que los bosques han aumentado de tamaño.

5. Mito: «El papel digital es siempre más ecológico»:

Realidad: Aunque el papel digital puede ser una opción más sostenible en algunos casos, la fabricación y eliminación de dispositivos electrónicos también tienen impactos ambientales. Además, el papel reciclado y sostenible puede ser una opción ecoamigable.

6. Mito: «El papel es una fuente principal de desperdicio»:

Realidad: Si bien es cierto que se utiliza mucho papel en la sociedad, el desperdicio no proviene solo del uso del papel. La educación sobre el reciclaje y la gestión adecuada de residuos son esenciales para abordar este problema.

7. Mito: «El papel no es necesario en la era digital»:

Realidad: Aunque el uso del papel ha disminuido en algunas áreas debido a la tecnología digital, el papel sigue siendo esencial en muchas aplicaciones, como embalaje, libros, material de oficina y más. Además, el papel puede ser una opción sostenible y renovable.

8. Mito: «La producción de papel es altamente contaminante»:

Realidad: Si bien la producción de papel puede generar emisiones, muchas empresas implementan tecnologías y prácticas para reducir su impacto ambiental. Certificaciones como ISO 14001 evidencian la adopción de medidas para minimizar la contaminación.

Es importante tener en cuenta que el impacto ambiental del papel depende de factores como la gestión forestal, los métodos de producción y el reciclaje. Adoptar prácticas sostenibles y responsables en la industria papelera es crucial para mitigar cualquier impacto negativo.

Ni el vídeo mató a la estrella de la radio, ni la digitalización de la economía ha acabado con el papel, el cartón y la producción de celulosa. Según la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL), la industria facturó en 2022 cerca de 7.000 millones de euros anuales, cifras dignas de la industria aeroespacial— produciendo 6,3 millones de toneladas de papel y 1,5 millones de toneladas de celulosa. Emplea directamente a más de 16.968 profesionales y 84.800 indirectos, y ha posicionado a España como el tercer país más reciclador de papel y cartón en la Unión Europea (datos del ejercicio 2022).

De hecho, en España, el 85% de los consumidores quiere que el uso de productos papeleros se incremente, sustituyendo a otros materiales (65 %) o que al menos se mantenga (20 %), según el último ‘Informe Anual del Sector de la Celulosa y el Papel’ de ASPAPEL. También valoran estos productos con un 7,8 sobre 10, siendo las características mejor puntuadas la reciclabilidad (8,5), la biodegradabilidad (8,1), el hecho de que se adaptan bien a las funciones para las que se utilizan (8) y la seguridad de su uso (7,9).

 

Mito o realidad, lo cierto es que las cifras del sector son favorables al uso del papel para muchas áreas y además aporta beneficios y empleabilidad que beneficia a seguir creciendo en su uso.

¿Qué pensáis? Esperamos vuestros comentarios en Workcenter.